¿Quién se apunta?

Kim Jong-un abre Pyongyang a los ‘runners’ del mundo

(noticia extraída de El País)

Dice la mayoría de quienes corren maratones que lo importante de la carrera no es tanto la competición como prepararse físicamente para el extenuante esfuerzo y disfrutar de la satisfacción que da cruzar vivo la línea de meta. Pero, claro, si la prueba se celebra en la capital de Corea del Norte, el aliciente va más allá del clásico lo importante es participar. En Pyongyang, lo de correr pasa a un segundo plano, porque lo realmente interesante es la posibilidad de acceder al país más hermético del mundo y ser parte de un hito histórico: el próximo día 13, por primera vez, deportistas aficionados podrán concurrir a las pruebas -maratón, media maratón, y 10 kilómetros- que se celebrarán en la capital norcoreana para conmemorar, dos días después, el cumpleaños del fundador de la patria y primer dictador de la saga comunista, Kim Il-sung.

Hasta ahora, la participación en las carreras anuales estaba restringida a atletas de élite que requerían una invitación oficial. “Los tiempos de corte se establecían en 2 horas 27 minutos para hombres y 2:38 para mujeres, algo que imposibilitaba el acceso incluso a los mejores corredores no profesionales”, ha explicado Andrea Uri, director de la agencia estadounidense Uri Tours, al diario británico The Daily Mail. Este año, sin embargo, puede participar todo aquel capaz de completar los 42 kilómetros y 195 metros del recorrido en menos de cuatro horas. Y el interés que ha despertado la iniciativa parece haber superado todas las expectativas: 200 corredores foráneos se han inscrito ya y están tramitando el visado que les abrirá las puertas del país que dirige ahora Kim Jong-un, nieto de quien, tras la guerra de Corea (1950-53), instauró el comunismo en la mitad de la península al norte del paralelo 38.

1396450460_202938_1396451509_sumario_grande

Anuncios

“¡Qué! Sólo estoy tratando de correr”

Mar Gallego – Pikara Magazine

kathrine_switzer

En los años sesenta, la resistencia física de las mujeres era considerada inferior a la masculina. Las deportistas y las atletas veían cómo el límite a sus capacidades se imponía oficialmente en el kilómetro y medio de competición. Por tanto, los Maratones de largas distancias les estaban vedados.

Uno de los más prestigiosos, el Maratón de Boston, se vio sorprendido por la inclusión en la carrera oficial de algunas mujeres que iniciaban su ritmo bajo “ropa masculina”. Kathrine Switzer fue la primera que consiguió inscribirse de manera oficial con un número de dorsal: el 261. Cuando uno de los jueces del evento deportivo descubrió que Switzer había logrado burlar las normas, se abalanzó sobre ella para arrancarle el número, pero el placaje de un compañero de carrera hizo volar al juez por los aires y nadie pudo impedir que la corredora acabara el recorrido.

42.195 metros es la distancia que se recorre en un maratón. El de Boston, el mismo que el 15 de abril fue objetivo de un atentado, se considera una de las pruebas físicas de resistencia con categoría olímpica más prestigiosas. Sin embargo, desde que nació en 1897 fue un evento exclusivo para hombres. Hasta 1972 la Asociación Atlética de Boston no permitió la participación oficial de mujeres. Las que corrieron antes de esa fecha se consideraron “corredoras no autorizadas”. Sigue leyendo

La movilización vecinal logra aplazar la demolición de la única cancha de baloncesto de Chamberí

_amp0310

La tarde del domingo 9 de marzo se celebró, como estaba previsto, la merendola popular organizada por la Plataforma Chamberí Se Mueve para protestar por la demolición, prevista en principio para el día 10, de la única cancha de baloncesto pública del distrito madrileño, de 150.000 habitantes. La excusa dada por el Ayuntamiento para esta demolición es que la cancha no cumple las medidas reglamentarias, a pesar de que el Club Baloncesto Chamberí disputa en ella partidos oficiales desde hace más de cuatro años y la Federación Madrileña de Baloncesto nunca ha puesto ningún problema.

Alrededor de 60 personas pasaron la tarde en la cancha de baloncesto recordando los momentos vividos en la pista, jugando al baloncesto y debatiendo sobre la privatización del deporte en el barrio y sobre el Plan General Urbanístico llamado Corazón Verde, que la plataforma vecinal defiende para el barrio. Sigue leyendo

Nosotras parimos, nosotras decidimos

(Hemos recibido este correo sobre cómo la sansilvestre arandina tomo un carácter reivindicativo gracias a unas vecinas del pueblo. Todo un ejemplo de espíritu Dirty Runner. Muchas gracias por compartir esta experiencia con nosotr@s)

Lo que parecía otra San Silvestre más en Aranda de Duero consiguió por unos momentos tornarse con otros tintes de un color más morado, más cañero este año 2013.

Unas cuantas compañeras decidimos salir a correr el pasado 31 de diciembre en nuestro pueblo. Donde ya otros años antes se había utilizado para correr y protestar contra el Fracking o la represión en el Estado de Oaxaca (México).

Este año fatigadas con el terrorismo que se intenta ampliar hacia nuestros cuerpos por la Ley del Aborto, salimos a cantar, correr, gritar y reivindicar. Intentando hacer eco de que poco nos importan sus leyes porque nosotras parimos lxs hijxs y somos nosotras quienes decidimos si queremos gestarlos, parirlos y por último cuidarlos o darlos en adopción

Nos importa una mierda su opinión sobre la vida, si somos unas asesinas o no a su entender. Porque como dice la canción “estamos muertas al nacer”, vivimos normalmente vidas precarias, sin sentido, sin vida y todavía esos que más nos la roban vienen a hacer como que son los buenos de la película porque impiden el genocidio que ellos imponen cotidianamente. Crimen es no llegar a fin de mes, no solidarizarte, robar para recargar tu visa a quienes sobreviven como pueden, ser criado en una familia de ricos apestosos o nacer en un entorno sin ser deseado.

¿Por qué deberíamos traer vidas a este mundo si no es lo que queremos hacer? Acaso son los políticos los que van a sufrir transformaciones en sus cuerpos, los que van a morir desangrados en abortos mal practicados clandestinamente. Si no nos dejáis otra opción así lo haremos, arriesgaremos nuestras vidas, si consideramos que no queremos parir a esas criaturas. Mientras vosotros podréis seguir engordando en vuestros sofás, traficando con la adopción aquí o en el extranjero de esas criaturas que nacieron sin el amor de quién no pudo decidir.

La gente en muchas etapas de la carrera nos abrigaba cantando con nosotras, y otra gente continuaba perpleja. De las consigas que se corearon estas son algunas: “Nosotras parimos, nosotras decidimos”, “Mi vida, mi cuerpo, mi forma de follar, no se arrodilla ante el sistema patriarcal”, “Gallardón, facharrón, en mi cuerpo mando yo”, “Maternidad libre y decidida”, “Aborto libre y gratuito”…

Este ha sido una carrera más otro año más, pero ante la que seguro mucha gente no quedó indiferente. Desde aquí os invitamos a tomar la(s) San Silvestre(s) de vuestros pueblos y ciudades para aprovechar y reclamar lo nuestro, nuestras vidas, nuestros cuerpos y las de los que nos rodean.

Porque si decimos no todas a la vez es más sencillo que la represión no avance. Aunque correr y gritar no sea lo más sencillo, en compañía de las tuyas todo es posible.

Porque correr y luchar es el único camino.

sansilvestre

Historias (II)

Nadie sospecha de un chico en bicicleta. Eso es lo que pensamos el verano pasado. Nadie. Dos jóvenes en una scooter es un canteo, te paran todos los maderos. Pero nadie sospecha de dos jóvenes en bicicleta, todos nos miran como si fuéramos unos críos. Así que perfecto. Hasta mi madre anda contenta. Le dice a sus amigas, mira a mi hijo, toda las tarde con la bici de un lado para otro, está hecho un deportista. Si ella supiera. Básicamente nos dedicamos a nuestros negocios, dale esto a yasabesquién, mira a esa pareja dándose el lote, andan completamente distraídos, joder, vaya turista pardillo, si lo va pidiendo a gritos. Nuestros negocios. Y la bicicleta es nuestra socia. ¿Y por qué hacemos esto? Joder, y por qué no. Yo también quiero llevar el nuevo chándal del Chelsea, quiero fumarme mis canutos, mis noches de fiesta, y ya puestos a pedir, ese móvil que vi el otro día en el escaparate, la nueva Play, no sé, tantas cosas, ¿o es que estas cosas están reservadas para los niños ricos? Malditos pijos, lo tienen todo hecho. Me acuerdo cuando hicimos la comunión y Don Carlos, nuestro cura, un salido de los pies a la cabeza, nos hablaba del libre albedrío y mierdas de esas, yo ya le decía a Javi, mi otro socio, que la historia era bien distinta que ya nacemos marcados, que algunos van a la universidad y otros van al talego, como el Tiri, un zumbao del barrio, que salió hace poco del Santa Teresa, le pillaron trapicheando y padentro, si antes andaba con los porros y unas rayitas los findes, ahora anda deambulando por el parque, atontao perdío, con los bolsillos llenos de pastillas con nombres acabados en ín. No iba nunca en bicicleta. A lo mejor eso le hubiera salvado. Nosotros tampoco andamos muy metidos en rollos muy gordos, lo justo para ir tirando, con cuidado para no acabar como el Tiri y tanto otros. Yo siempre digo que voy en bicicleta para no dar el canteo, pero es mentira, la verdad es que me siento como nunca cuando voy subido en ella. Desconecto del mundo, de mis padres, del instituto, de los líos del barrio, del cabrón de mi hermano, de todo. Yo y mi bicicleta, nada más. Joder, tan sólo me he sentido libre subido a una bicicleta. Yo sé que Javi se siente igual, aunque nunca lo hemos comentado, nunca hablamos de cosas de esas.