No sólo de la COPE vive el hombre

Esta semana ha sido ciertamente desconcertante y caótica por lo que no he podido subir nada al blog más que algún nuevo link y un breve artículo que hace referencia a cinco alimentos de origen vegetal positivos para una práctica continuada del running. Pero bueno, al final he conseguido unos minutos libres delante del ordenata así que espero escribir algo decente.

funny-running-quotes-and-signs

La verdad es que durante esta semana salir a correr ha requerido un extra de fuerza de voluntad, bueno, más que un extra, un camión cisterna lleno de fuerza de voluntad y motivación, porque ha hecho un frío del carallo. Probablemente, hayamos rozado los 0ºC en algún momento, o habremos estado a punto, la verdad es que evito mirar la temperatura antes de salir, porque si no ya me meto bajo el nórdico y mañana será otro día. Además, teniendo en cuenta que por todo el jaleo diario tan sólo puedo correr a partir de las 22:30… Pero bueno, ya publicamos unos consejos para hacer más llevaderas nuestras carreras durante estos días, así que ahora, tras haber hablado del calentamiento y de la ropa apropiada para estas gélidas noches, falta citar otro elemento importantísimo, el MP3, ese cacharro tan denostado por todos, ya seas un friki de la música o un chaval a la vanguardia de las últimas tecnologías, pero imprescindible en mis pateadas nocturnas.

Me he acostumbrado a correr con música, y aunque hay momentos en los que estoy tan abstraído pensando en mis muvis que ni presto la mínima atención a lo que suena de fondo, no me habitúo a estar mucho tiempo corriendo en completo silencio, de hecho, si esto pasa, me aburro y termino antes el trote.

La música que he escuchado durante los últimos diez años, es decir, durante un tercio de mi vida, siempre se ha podido encuadrar dentro del punk o del hardcore. Realmente, siempre he tenido unos oídos un tanto cerrados a otras historias, pero para correr, la cosa cambia. Sin lugar a dudas, en esos momentos es el hip hop lo que quema mi MP3, esto es tan así que, por ejemplo, durante dos semanas enteras tan sólo he llevado a Natos y Waor en los cascos. Me flipa una base hardcoreta con su bombazo que acompañe mi zancada y una voz con fuerza que retumbe en las frías y solitarias noches. Pero bueno, de esto ya hablaremos tranquilamente en más de un post, porque hoy de lo que se trata es de hablar de lo otro que suele colarse en mis orejas: los programas punks de radio.

En los últimos años han proliferado programas de radio completamente DIY centrados en la música punk y hardcore, supongo que esto será consecuencia de lo relativamente “sencillo” que resulta ahora grabar y colgar en la red un podcast con una calidad nada despreciable, lo cual no está nada mal, pero como en todo, al final, te acabas enganchando a unos por cualquier razón: la simpatía que te generan los presentadores, sus gustos musicales, las coñas que hacen, o por cualquier otra historia. Yo en este post voy a mencionar a cuatro de ellos, mis favoritos, y aunque hay mil más, casi sólo escucho estos, así que… ahí van:

El primero de ellos, es Hortaleza Kaox, y aunque los gañanes llevan sin grabar meses, como lo realizan dos chicos que son un amor de personas, y además, son del barrio, pues blanco y en botella. Solían poner sonidos algo más extremos de los que suelo escuchar yo, rollo grind, crust, etc., pero cuando tenían el día, me descojonaba con estos dos hortalinos de pura cepa. ¡Grabad pronto, hijos de puta! Más programillas, Katadopein, el PROGRAMA, en mayúsculas y con letra tamaño 24 jejeje. El más viejuno de los que conozco, y conducido por una chica y un chico que transmiten una humildad, cercanía, transparencia y buen rollo (en el buen sentido de la palabra) tremendos. Además, bien variadete de estilos. Tan sólo una pega, a veces resulta muy larga la espera entre programa y programa. Luego, también está La Casa de la Bomba, que tan sólo tiene a los mandos a la Mery, un programa con más contenidos que los anteriores pues incluye entrevistas a todo tipo de proyectos e iniciativas, combinando interviews de tipo más político con algunas exclusivamente musicales. Una gozada para mantenerse actualizado de lo que se cuece en el underground madrileño. Y para terminar, un programa nuevecito, con apenas unas semanas de existencia pero que ya se ha ganado un hueco entre los bytes de memoria de nuestros aparatejos, Peste Negra. El hecho de que lo hagan dos cartageneras, para mí ya es motivo suficiente para nombrarlo en esta lista, pero como entiendo que para ti, querido lector, no será así, pues una razón más daré: a estas chicas se las nota a la legua que disfrutan con el ruido, que es su pasión, y lo saben transmitir. Y esto es un gustazo, un gustazo de verdad.

Bueno, me va pillando el tiempo, así que zanjamos aquí aunque una amiga asturiana me matará si lee este post. Pero, antes de irnos, os lanzo una pregunta, ¿qué retumba en vuestros cascos mientras corréis?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s