La movilización vecinal logra aplazar la demolición de la única cancha de baloncesto de Chamberí

_amp0310

La tarde del domingo 9 de marzo se celebró, como estaba previsto, la merendola popular organizada por la Plataforma Chamberí Se Mueve para protestar por la demolición, prevista en principio para el día 10, de la única cancha de baloncesto pública del distrito madrileño, de 150.000 habitantes. La excusa dada por el Ayuntamiento para esta demolición es que la cancha no cumple las medidas reglamentarias, a pesar de que el Club Baloncesto Chamberí disputa en ella partidos oficiales desde hace más de cuatro años y la Federación Madrileña de Baloncesto nunca ha puesto ningún problema.

Alrededor de 60 personas pasaron la tarde en la cancha de baloncesto recordando los momentos vividos en la pista, jugando al baloncesto y debatiendo sobre la privatización del deporte en el barrio y sobre el Plan General Urbanístico llamado Corazón Verde, que la plataforma vecinal defiende para el barrio. Sigue leyendo

Anuncios

La vida pirata, la vida mejor

El martes 31 tendrá lugar la carrera más popular del año en Madrid y aún no sabremos si habrá representación Dirty Runner pues nuestro interés por ella evidentemente no está a la altura de la gran mayoría de corredores madrileños, así que a lo mejor a esas horas nos encontramos planchando la oreja para estar a tope por la noche, que ahí sí que habrá que darlo todo porque entre bailes y saltos seguro que realizamos el equivalente a los 10 km de la sansilvestre.

Pero lo que es evidente es que si finalmente la corremos será de forma pirata, no por la dificultad para conseguir una inscripción sino por su elevado coste, demasiados euros por correr por las calles de nuestra ciudad, y es que es una vergüenza todo lo generado en torno a esta carrera: desde que en unas horas se agoten las plazas hasta ver la ciudad inundada de propaganda de la gran multinacional que se ha apropiado de esta carrera popular.

El running evidentemente es una práctica deportiva que cada vez tiene más adeptos, es imposible no pisparse de esto, se ven corredores a todas horas por los parques, los carriles bici, etc., y donde hay afición, hay negocio. Leí en la prensa que el volumen de pasta que mueve este deporte, tan sólo en España, es de más o menos 300 millones de euros, una pasada si se tiene en cuenta que, en principio, para correr tan sólo se necesitan unas zapatillas y un suelo que pisar, pero entre los últimos cachivaches tecnológicos, las inscripciones a las carreras, los tejidos con propiedades infinitas, etc., hay mil formas de ganar pasta con esto. Y eso nos revienta, porque queremos correr y competir, pero queremos que sea accesible para todas, ya seas desempleado, joven precario o currela, y poner como tasa más de 20 pavos, restringe el acceso a muchos de nosotros, además cuando esta carrera fue gratuita hasta 1997.

Desde Dirty Runners siempre animaremos al pirateo en esta carrera, y en todas aquellas que hayan perdido su carácter popular o no tengan ningún fin benéfico o social. Animaremos a fotocopiar dorsales, pulseras o lo que sea, en aquellas carreras en las que la pasta sea una restricción para alguna persona. Animaremos a piratear en aquellas carreras que convierten nuestra ciudad en un anuncio y a los corredores en carteles publicitarios móviles. Animaremos a apoyar a aquellas carreras que son fruto de la pasión y el esfuerzo de humildes aficionadas a este deporte o a aquellas que decidan ser un apoyo económico a una causa que lo merezca.

Dirty Runners lo tiene claro. La vida pirata, la vida mejor, sin pagar, sin dorsal, ahhh, una botella de ron.

piratesmoviejackrunning

No sólo de la COPE vive el hombre

Esta semana ha sido ciertamente desconcertante y caótica por lo que no he podido subir nada al blog más que algún nuevo link y un breve artículo que hace referencia a cinco alimentos de origen vegetal positivos para una práctica continuada del running. Pero bueno, al final he conseguido unos minutos libres delante del ordenata así que espero escribir algo decente.

funny-running-quotes-and-signs

La verdad es que durante esta semana salir a correr ha requerido un extra de fuerza de voluntad, bueno, más que un extra, un camión cisterna lleno de fuerza de voluntad y motivación, porque ha hecho un frío del carallo. Probablemente, hayamos rozado los 0ºC en algún momento, o habremos estado a punto, la verdad es que evito mirar la temperatura antes de salir, porque si no ya me meto bajo el nórdico y mañana será otro día. Además, teniendo en cuenta que por todo el jaleo diario tan sólo puedo correr a partir de las 22:30… Pero bueno, ya publicamos unos consejos para hacer más llevaderas nuestras carreras durante estos días, así que ahora, tras haber hablado del calentamiento y de la ropa apropiada para estas gélidas noches, falta citar otro elemento importantísimo, el MP3, ese cacharro tan denostado por todos, ya seas un friki de la música o un chaval a la vanguardia de las últimas tecnologías, pero imprescindible en mis pateadas nocturnas.

Me he acostumbrado a correr con música, y aunque hay momentos en los que estoy tan abstraído pensando en mis muvis que ni presto la mínima atención a lo que suena de fondo, no me habitúo a estar mucho tiempo corriendo en completo silencio, de hecho, si esto pasa, me aburro y termino antes el trote.

La música que he escuchado durante los últimos diez años, es decir, durante un tercio de mi vida, siempre se ha podido encuadrar dentro del punk o del hardcore. Realmente, siempre he tenido unos oídos un tanto cerrados a otras historias, pero para correr, la cosa cambia. Sin lugar a dudas, en esos momentos es el hip hop lo que quema mi MP3, esto es tan así que, por ejemplo, durante dos semanas enteras tan sólo he llevado a Natos y Waor en los cascos. Me flipa una base hardcoreta con su bombazo que acompañe mi zancada y una voz con fuerza que retumbe en las frías y solitarias noches. Pero bueno, de esto ya hablaremos tranquilamente en más de un post, porque hoy de lo que se trata es de hablar de lo otro que suele colarse en mis orejas: los programas punks de radio.

En los últimos años han proliferado programas de radio completamente DIY centrados en la música punk y hardcore, supongo que esto será consecuencia de lo relativamente “sencillo” que resulta ahora grabar y colgar en la red un podcast con una calidad nada despreciable, lo cual no está nada mal, pero como en todo, al final, te acabas enganchando a unos por cualquier razón: la simpatía que te generan los presentadores, sus gustos musicales, las coñas que hacen, o por cualquier otra historia. Yo en este post voy a mencionar a cuatro de ellos, mis favoritos, y aunque hay mil más, casi sólo escucho estos, así que… ahí van:

El primero de ellos, es Hortaleza Kaox, y aunque los gañanes llevan sin grabar meses, como lo realizan dos chicos que son un amor de personas, y además, son del barrio, pues blanco y en botella. Solían poner sonidos algo más extremos de los que suelo escuchar yo, rollo grind, crust, etc., pero cuando tenían el día, me descojonaba con estos dos hortalinos de pura cepa. ¡Grabad pronto, hijos de puta! Más programillas, Katadopein, el PROGRAMA, en mayúsculas y con letra tamaño 24 jejeje. El más viejuno de los que conozco, y conducido por una chica y un chico que transmiten una humildad, cercanía, transparencia y buen rollo (en el buen sentido de la palabra) tremendos. Además, bien variadete de estilos. Tan sólo una pega, a veces resulta muy larga la espera entre programa y programa. Luego, también está La Casa de la Bomba, que tan sólo tiene a los mandos a la Mery, un programa con más contenidos que los anteriores pues incluye entrevistas a todo tipo de proyectos e iniciativas, combinando interviews de tipo más político con algunas exclusivamente musicales. Una gozada para mantenerse actualizado de lo que se cuece en el underground madrileño. Y para terminar, un programa nuevecito, con apenas unas semanas de existencia pero que ya se ha ganado un hueco entre los bytes de memoria de nuestros aparatejos, Peste Negra. El hecho de que lo hagan dos cartageneras, para mí ya es motivo suficiente para nombrarlo en esta lista, pero como entiendo que para ti, querido lector, no será así, pues una razón más daré: a estas chicas se las nota a la legua que disfrutan con el ruido, que es su pasión, y lo saben transmitir. Y esto es un gustazo, un gustazo de verdad.

Bueno, me va pillando el tiempo, así que zanjamos aquí aunque una amiga asturiana me matará si lee este post. Pero, antes de irnos, os lanzo una pregunta, ¿qué retumba en vuestros cascos mientras corréis?

Zapatillas de running: verdades sobre las deportivas para correr

El Huffington Post es el ejemplo claro de basura sensacionalista. Un negocio redondo basado en la explotación de contenidos generados principalmente por otras personas. Un medio que lo mismo publica en portada fotos de gatos o de mujeres con el torso desnudo o de la enésima protesta contra los recortes, y que además, por meter más el dedo en la llaga, el producto pretende ser un referente como medio progresista y comprometido con la ciudadanía. Vamos, una última muestra del nivel periodístico en este país.

Pero, de casualidad, he tropezado con un artículo más que potable. Así que lo dejo en el blog, aunque me niego a incluir un link a la propia página. Tan sólo una pequeña objeción, vaya fallo no recomendar las J’hayber.

Pasear por la calle y cruzarse a gente corriendo es algo cada vez más habitual en España. El running (ahora se le llama así) está de moda. Es barato, se puede practicar en cualquier lugar y además no está sujeto a horarios. Quizás por eso es actualmente el cuarto deporte más practicado en nuestro país, sólo superado por la natación recreativa, el ciclismo y el fútbol, según datos del Anuario del Deporte 2013 publicado recientemente por el Consejo General de Deportes.

Cada vez hay más gente que sale a correr por la ciudad y probablemente en este momento haya muchos que se estén planteando unirse a la tendencia. Si estás en uno de estos dos grupos seguro que has oído de la importancia de utilizar unas buenas zapatillas. ¿Pero qué hay de cierto en esto? ¿Realmente hacen falta unas deportivas especiales cuando se practica el deporte de modo amateur? ¿Cuánto debemos gastarnos en ellas? Hemos consultado a varios expertos en la materia. Estas son las 6 conclusiones a las que hemos llegado: Sigue leyendo

Correr entre la mierda: palabras sobre la huelga de limpieza en Madrid

Para las Dirty Runners, urbanitas de una forma un tanto sadomasoquista, nuestra pista de atletismo es Madrid, y por ello, hoy toca hablar de algo que los corredores de esta ciudad hemos experimentado directamente durante esta semana por el hecho de correr por sus calles: la huelga indefinida de trabajadores de limpieza y jardinería.

Debido a este conflicto, nuestro escenario habitual se ha visto alterado de forma significativa. Tras una semana de huelga, la basura se empieza a amontar alrededor de contenedores y papeleras llegando a impedir el tránsito por algunas calles o dificultándolo en exceso, pues a determinada velocidad no resulta fácil esquivar las bolsas, tablones o botellas que se encuentran desparramadas por el suelo. Pero tras esta breve introducción, no esperéis que ahora nos pongamos a despotricar contra las trabajadoras en lucha, o a blasfemar sobre los “actos vandálicos”, ni mucho menos, eso se lo dejamos a “periodistas”, políticos y opinadores profesionales, personajes de una miseria moral más que constatada.

Nosotros tan sólo queríamos mostrarles nuestro humilde apoyo desde este blog, porque si nos limitáramos, como hacen otros, a lloriquear porque durante estos días se ha convertido en algo habitual cambiar de acera para esquivar los montones de basura, cuando hay en juego un ERE que mandaría a la infinita cola del paro a más de mil personas y rebajaría en un 40% el ya escueto sueldo de las trabajadoras que permanecieran en plantilla, sería muy mezquino por nuestra parte.

En Dirty Runners, somos currelas, y tenemos claro cuál es nuestro lugar en este mundo. Por ello, nos alegra ver que, por fin, un colectivo decide plantar cara a los abusos, materializados en forma de despidos masivos, recortes en derechos, eliminación de servicios básicos y privatizaciones, que la clase empresarial y política ha llevado a cabo casi con total impunidad en los últimos años. Desde aquí, toda nuestra fuerza, apoyo y cariño a los trabajadores en lucha.

Pero una huelga indefinida es dura, cada día trae consigo una pérdida importante del salario, por eso es importante mostrar nuestra solidaridad, para que tanto el Ayuntamiento como las empresas responsables se vean lo suficientemente presionadas como para echar atrás este brutal plan cuanto antes. Y aunque, evidentemente, las trabajadoras de limpieza y jardinería serán las mayores beneficiadas de una hipotética victoria, los trabajadores de la ciudad de Madrid también sacaremos algún tipo de rédito, pues una victoria de la working class que rompa con la dinámica de derrotas que nos ha hundido en esta situación, les complicará el siguiente tijeretazo.

Para terminar os preguntamos, ¿qué apesta más, el barrio lleno de basura, o más de mil personas en la calle y una bajada sustancial del sueldo al resto de la plantilla? Nosotros lo tenemos claro, y por eso, no nos importa correr estos días entre la mierda, incluso se nos planta una sonrisilla al saltar por encima del enésimo contenedor desparramado.

1384183534_064971_1384198819_album_normal

Winter is coming

Winter is coming, y por ello, la diferencia de corredores por las calles respecto al verano es ligeramente sustancial. Esto es así porque es así, no es necesario realizar un riguroso estudio científico para comprobarlo, pues, en cierta manera, es normal, ya que, evidentemente, cuando se presenta el momento de elegir entre la triada sofá-manta-serie yanqui o calzarse las zapas y salir a correr bajo unas condiciones climáticas un tanto adversas, la balanza tiende a decantarse más hacia uno de los dos lados, y creo que ya sabéis cual. Pero esto, desde DRI, no lo podemos permitir, pues, ¿en qué clase de runners nos convertiríamos? ¿En el típico runner dominguero con todos los complementos del Decathlon? ¿Acaso un/a Dirty Runner inverna cual oso? Pues no. Así que, para evitarlo, os vamos a dar una serie de consejos y proclamas motivadores, que esperemos que nos hagan la experiencia algo más respetuosa con nuestra salud, y que, sobre todo, eviten que nos tiremos el invierno tirados en el sofá.

winteriscoming

Calentar en casa.

Pues eso, más vale salir con algo de calor de casa, es decir, práctica en tu humilde morada algún ejercicio para aumentar la temperatura corporal y el calor muscular. Para ello, puedes subir y bajar las escaleras, hacer algo de gimnasia, o aprovechar para barrer y fregar, yo que sé, lo que se te ocurra para activar el cuerpo antes de salir a la calle. Además, hay que tener en cuenta que los músculos son más sensibles a microrroturas de fibras por entrar en acción estando fríos.

Moda otoño-invierno.

Tampoco debes abrigarte en exceso, el “consejo de la abuela” nos dice que se debe a salir a correr vestido como si el termómetro marcara 10ºC más, pues aunque la primera impresión sea de frío, según vayas recorriendo metros, el cuerpo entrará en calor, y alguna prenda os empezará a sobrar, por ello, tampoco os vistáis en exceso, aunque no descuidéis este aspecto. Como recomendación, comentaros que nunca está de más llevar gorro y guantes, no sólo porque son más fáciles de guardar que una sudadera en caso de que os den calor, sino que cubren los llamados “puntos fríos”, es decir, por algunas zonas, las extremidades (cabeza, cuello, manos y pies), se pueden llegar a alcanzar pérdidas térmicas del 70%, concretamente el 20% del calor se pierde por la cabeza, por ello, éstas deben ser la zonas prioritarias a proteger.

También es importante no recurrir a prendas gruesas, siendo preferible optar por distintas capas de ropa que atrapen el aire entre las prendas y que aumenten el aislamiento térmico. Hay que tener precaución con el sudor, pues la ropa empapada nos puede dar algún problemilla, para ello, evita el uso del algodón ya que dificulta la transpiración, así como los chubasqueros, pues suelen impedir que el sudor se evapore. Hay tejidos sintéticos técnicos elaborados especialmente para esta época del año.

Por último, algo muy básico, no olvides cambiarte de ropa lo antes posible.

Blowing in the wind.

Trata de comenzar el entreno con el viento en contra para acabar con él a tu espalda, para que cuando ya hayas entrado en calor, no te detenga. Poco más sobre este punto.

Gula.

Los hidratos de carbono o los azúcares son utilizados por las células musculares para recuperar energía de cara a combatir el frío. Además, la vitamina C nos ayuda a prevenir resfriados. Seguro que por la red, encuentras más información sobre este punto.

Que el ritmo no pare, no pare, no.

Adáptate poco a poco. Procura mantener un ritmo suave al principio, y auméntalo de forma progresiva según vaya pasando el tiempo, pues los climas fríos causan restricciones del flujo sanguíneo, y más vale, desatascarlo poco a poco. Los cambios bruscos son menos recomendables en esta época del año. Pero vamos, tampoco es necesario que te limites a pasear, pues, por ejemplo, hay maratones que se corren a temperaturas muy inferiores a 0ºC, pero ten siempre en mente, estos consejos. De hecho, en Canadá, se celebra anualmente la Media Maratón de la Hipotermia, que congrega a más de 3000 loc@s corriendo con hasta 40ºC bajo cero.

También, los profesionales recomiendan priorizar el fondo a la velocidad, no sé la razón exacta, pero lo he visto destacado en más de alguna web especializada.

Cabezonería.

Al final, todo está en nuestra cabeza. Lo más importante es mentalizarse, echarle ganas y evitar que nos venza la pereza. La mayoría de las veces las barreras no son físicas o climatológicas sino mentales, de hecho, ya habréis comprobado más de una vez en primera persona que haciendo deporte la sensación de frío suele ser mucho menor de la que creíamos que íbamos a tener. Así que cálzate las zapas, y llega a la primavera sin haber perdido nada de nivel.

La Olimpiada Popular en la Barcelona Rebelde

Aún con la alegría cercana de no contar con los juegos olímpicos en Madrid, queremos aprovechar para dar a conocer lo que fue un hito tanto de organización como de movilización del movimiento obrero en el seno del deporte y la vida cotidiana: la Olimpiada Obrera. Tal como son hoy las olimpiadas (burguesas), lo eran hace casi un siglo: exaltación del nacionalismo, propaganda capitalista, competitividad, lucro y mercantilización del deporte. Plenamente consciente de ello, el movimiento obrero de la época, amplio, fuerte y cohesionado, decidió hacer sus propias “contra-olimpiadas”.

Se celebraron 4 citas de estas olimpiadas: Frankfurt (1925), Moscú (1928), Viena (1931) y Amberes (1937), además de la contra-olimpiada organizada en Barcelona en pleno julio de 1936, en vísperas del levantamiento militar contra el Gobierno de la República. Estas olimpiadas obreras se basaban en cinco puntos que las diferenciaban completamente de las burguesas, dotándose de una base popular y anticapitalista:

1. No se buscaba la competición en forma extrema, sino el espíritu de superación.
2. El culto a los/as deportistas per se era perjudicial y se evitaba.
3. Fuerte rechazo de la comercialización del deporte y promoción del amateurismo de los/as deportistas.
4. El deporte debe servir a la masa, lo que significa que todas las personas deben tener la posibilidad de hacer deporte.
5. Por medio del deporte y de los consiguientes contactos internacionales alcanzar la paz mundial. Sigue leyendo