Sofá y tiempo muerto

¡Buenas! Tras mucho, mucho tiempo, algo más de un par de semanillas, me siento de nuevo frente a la pantalla del portátil con el Word abierto. La verdad es que últimamente me cuesta conseguir un ratillo para sentarme tranquilamente a escribir unas líneas chorras, pues al final, la maldita rutina y las obligaciones de la vida urbana te roban prácticamente todo el tiempo, pero realmente lo me pasa es que no consigo sacar algún tema con cierto interés para dedicarle un tiempecillo, pues al final esto del correr como es básicamente mover las patas…

No hay más que ver los cientos de blog sobre running que pululan por la red, llevo un ratejo echándole un ojo a unos cuantos para “inspirarme” pero me resultan tremendamente aburridos. Me aburren decenas de entradas sobre las últimas zapatillas, cacharros tecnológicos, dietas o lo increíble que es determinada carrera… bueno ya sabéis de que hablo, blogs acríticos que acaban siendo meros catálogos publicitarios de carreras y mercancías. Pero como la aldea gala de Astérix, no todo es así, hay blogs que rompen esta dinámica y resisten entre el inmenso imperio romano, como Correr es terapéutico (del que espero en algún momento dedicarle una entrada en exclusiva, porque lo merece).

Así que aquí sigo, frente a la pantalla, sin haber escrito nada de interés, sin saber cómo continuar, sin salir a correr preso de las consecuencias de una noche de lluvia y minis de ron con fanta, y por tanto, con los remordimientos que te acompañan en el sofá junto a la manta y el mando, pues como me informó mi primo, nos quedan tan sólo unas 11 semanas para la media maratón de Madrid, mi primera, y últimamente el perreo me invade y no sé si estoy llevando a cabo la preparación correcta, pero bueno, siempre nos quedarán los grupos como Otan para tratar de sacar algo de motivación. Pero antes de dejaros un temilla suyo, no quería terminar esta mierda de entrada sin mandar un abrazo a todos los jóvenes y no tan jóvenes del barrio de Gamonal que estas noches han corrido como nunca por su barrio, no para batir alguna marca sino para pelear contra los planes especulativos del Ayuntamiento y de los constructores locales.

¡Vatos locos, ACAB!

Anuncios

La vida pirata, la vida mejor

El martes 31 tendrá lugar la carrera más popular del año en Madrid y aún no sabremos si habrá representación Dirty Runner pues nuestro interés por ella evidentemente no está a la altura de la gran mayoría de corredores madrileños, así que a lo mejor a esas horas nos encontramos planchando la oreja para estar a tope por la noche, que ahí sí que habrá que darlo todo porque entre bailes y saltos seguro que realizamos el equivalente a los 10 km de la sansilvestre.

Pero lo que es evidente es que si finalmente la corremos será de forma pirata, no por la dificultad para conseguir una inscripción sino por su elevado coste, demasiados euros por correr por las calles de nuestra ciudad, y es que es una vergüenza todo lo generado en torno a esta carrera: desde que en unas horas se agoten las plazas hasta ver la ciudad inundada de propaganda de la gran multinacional que se ha apropiado de esta carrera popular.

El running evidentemente es una práctica deportiva que cada vez tiene más adeptos, es imposible no pisparse de esto, se ven corredores a todas horas por los parques, los carriles bici, etc., y donde hay afición, hay negocio. Leí en la prensa que el volumen de pasta que mueve este deporte, tan sólo en España, es de más o menos 300 millones de euros, una pasada si se tiene en cuenta que, en principio, para correr tan sólo se necesitan unas zapatillas y un suelo que pisar, pero entre los últimos cachivaches tecnológicos, las inscripciones a las carreras, los tejidos con propiedades infinitas, etc., hay mil formas de ganar pasta con esto. Y eso nos revienta, porque queremos correr y competir, pero queremos que sea accesible para todas, ya seas desempleado, joven precario o currela, y poner como tasa más de 20 pavos, restringe el acceso a muchos de nosotros, además cuando esta carrera fue gratuita hasta 1997.

Desde Dirty Runners siempre animaremos al pirateo en esta carrera, y en todas aquellas que hayan perdido su carácter popular o no tengan ningún fin benéfico o social. Animaremos a fotocopiar dorsales, pulseras o lo que sea, en aquellas carreras en las que la pasta sea una restricción para alguna persona. Animaremos a piratear en aquellas carreras que convierten nuestra ciudad en un anuncio y a los corredores en carteles publicitarios móviles. Animaremos a apoyar a aquellas carreras que son fruto de la pasión y el esfuerzo de humildes aficionadas a este deporte o a aquellas que decidan ser un apoyo económico a una causa que lo merezca.

Dirty Runners lo tiene claro. La vida pirata, la vida mejor, sin pagar, sin dorsal, ahhh, una botella de ron.

piratesmoviejackrunning

Historias

Sales del supermercado despistado, con la cabeza en otra parte, tratando de volar lejos del mejunje sonoro que conforman el hilo musical, las cajas registradoras y la nube de conversaciones, y de repente, un empujón te trae de vuelta a este mundo, al barrio, a Manoteras, un martes cualquiera por la tarde. Pero el regreso ha sido demasiado brusco por lo que pasan unos segundos en los cuales aún no eres capaz de asimilar qué ha pasado ni porque unas piernas impulsan desquiciadamente el cuerpo responsable del empujón, el de un chaval. Este interrogante queda aclarado cuando el segurata del establecimiento pasa veloz junto a ti con la intención de finiquitar la carrera del chico. Un chico del barrio que ha tenido mala suerte, pues hoy no hay un guardia cincuentañero, quemado por los años de inacción, monotonía e inmutabilidad por cuatro duros malcontados, que a lo sumo lanzaría un par de gritos al aire consciente de su inutilidad pero suficientes para evitar un posterior toque de atención de la central. Hoy no. Hoy hay un treintañero con unas incipientes entradas y el sentido de la responsabilidad de un can. Un, a simple vista, devorador nato de proteínas en polvo. Pero aun así, es mucha calle frente a mucho gimnasio, y el chaval consigue dejarle atrás. Recoges del suelo los coloridos envases y lo vuelves a guardar en la bolsa, mientras le lanzas una sonrisa afilada al segurata que ya se encuentra devuelta. “Te jodes, el chaval te la ha liado”, dicen tus ojos lo que tu boca no se atreve a soltar. Y en ese momento, piensas en todos los corredores que damos vueltas sobre el tartán o sobre el asfalto, como hámsters, como si nos encontráramos en una inmensa jaula, pero jaula al final. Y piensas también en los otros corredores, aquellos que ni llevan zapatillas de running ni la última aplicación de móvil que te informa hasta del más insulso dato de tu carrera, pero para los que cada zancada es una final y, sobre todo, cada zancada es vital para conservar su libertad.

AR

Lunes

Madrugar. Curro. Informes. Cierre de año. Reunión. Atasco. Cocinar. Lavadora. Recados. Telediario. Zapatillas. Capucha. Silencio. Soledad. Respiro.

El proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana sancionará a quienes practiquen deporte en espacios públicos no habilitados

ejercicios_policia_corriendo

Noticia extraída del Consejo General COLEF y CAD:

El anteproyecto de Ley para la Protección de la Seguridad Ciudadana, que pasó este viernes el filtro del Consejo de Ministros, contiene un buen número de infracciones vinculadas al deporte, con el añadido de que prevé unas sustanciosas multas para los afectados.

El anteproyecto de Ley para la Protección de la Seguridad Ciudadana, que pasó este pasado viernes el filtro del Consejo de Ministros, contiene un buen número de infracciones vinculadas al deporte, con el añadido de que prevé unas sustanciosas multas para los afectados.

Para empezar, el nuevo texto sancionará con multa de 100 a 1.000 euros a quienes practiquen juegos o de actividades deportivas en espacios públicos no habilitados para ello, cuando exista un riesgo de que se ocasionen daños a las personas o a los bienes, o se impida o dificulte la estancia y el paso de las personas o la circulación de los vehículos.

Por otro lado, los que planeen nuevas pitadas al himno nacional español, como ya ocurriera en varias ediciones de la Final de la Copa del Rey, deberán pensárselo dos veces a partir de ahora. Las ofensas o ultrajes a España, a las Comunidades Autónomas y Entidades Locales o a sus instituciones, símbolos, himnos o emblemas, efectuadas por cualquier medio, cuando no sean constitutivos de delito, serán consideradas como infracciònes graves.

El nuevo texto distingue entre infracciones leves, graves y muy graves con multas de 100 a 1.000 euros para las leves, de 1.001 a 30.000 euros las graves y de 30.001 a 600.000 euros. La Ley de 1992 sólo diferenciaba entre infracciones graves y leves, y establecía una cláusula general que, cuando se daba, permitía calificar como muy graves algunas infracciones definidas como graves. Dice la nota oficial difundida por el Gobierno que, en sintonía con el proyecto de Código Penal que se está tramitando en el Congreso de los Diputados y en el que desaparecen las faltas ya que algunas se convierten en delitos leves y otras quedan fuera del ámbito de las infracciones penales, el nuevo anteproyecto de Ley recoge algunas de las antiguas faltas que reciben ahora la calificación de infracciones administrativas. De este modo, ciertos comportamientos dejan de ser sancionables en el ámbito penal y pasan a serlo en el ámbito administrativo.

En concreto, se tipifica como infracción leve:

–    La práctica de juegos o de actividades deportivas en espacios públicos no habilitados para ello, cuando exista un riesgo de que se ocasionen daños a las personas o a los bienes, o se impida o dificulte la estancia y el paso de las personas o la circulación de los vehículos.

Las infracciones contempladas en esta ley podrán ser sancionadas por las autoridades competentes con una o más de las sanciones siguientes, atendida la naturaleza de la conducta infractora:

•    Multa de 100 a 1.000 € por infracciones leves.

•    Multa de 1.001 a 30.000 € por infracciones graves.

•    Multa de 30.001 a 600.000 € por infracciones muy graves.

Además, se establece la obligación de reparar el daño o su indemnización por los daños y perjuicios causados y se crea en el Ministerio del Interior un Registro Central de Infracciones contra la Seguridad Ciudadana.

La denuncia notificada en el acto por los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado constituirá el acuerdo de incoación y podrán denunciar infracciones de la legislación autonómica y local y sus manifestaciones tendrán valor probatorio.

http://www.consejo-colef.es/noticias/consejo-general/886-el-proyecto-de-ley-de-seguridad-ciudadana-sancionara-a-quienes-practiquen-deporte-en-espacios-publicos-no-habilitados.html#.UpxDQ4tcxPY.facebook

No sólo de la COPE vive el hombre

Esta semana ha sido ciertamente desconcertante y caótica por lo que no he podido subir nada al blog más que algún nuevo link y un breve artículo que hace referencia a cinco alimentos de origen vegetal positivos para una práctica continuada del running. Pero bueno, al final he conseguido unos minutos libres delante del ordenata así que espero escribir algo decente.

funny-running-quotes-and-signs

La verdad es que durante esta semana salir a correr ha requerido un extra de fuerza de voluntad, bueno, más que un extra, un camión cisterna lleno de fuerza de voluntad y motivación, porque ha hecho un frío del carallo. Probablemente, hayamos rozado los 0ºC en algún momento, o habremos estado a punto, la verdad es que evito mirar la temperatura antes de salir, porque si no ya me meto bajo el nórdico y mañana será otro día. Además, teniendo en cuenta que por todo el jaleo diario tan sólo puedo correr a partir de las 22:30… Pero bueno, ya publicamos unos consejos para hacer más llevaderas nuestras carreras durante estos días, así que ahora, tras haber hablado del calentamiento y de la ropa apropiada para estas gélidas noches, falta citar otro elemento importantísimo, el MP3, ese cacharro tan denostado por todos, ya seas un friki de la música o un chaval a la vanguardia de las últimas tecnologías, pero imprescindible en mis pateadas nocturnas.

Me he acostumbrado a correr con música, y aunque hay momentos en los que estoy tan abstraído pensando en mis muvis que ni presto la mínima atención a lo que suena de fondo, no me habitúo a estar mucho tiempo corriendo en completo silencio, de hecho, si esto pasa, me aburro y termino antes el trote.

La música que he escuchado durante los últimos diez años, es decir, durante un tercio de mi vida, siempre se ha podido encuadrar dentro del punk o del hardcore. Realmente, siempre he tenido unos oídos un tanto cerrados a otras historias, pero para correr, la cosa cambia. Sin lugar a dudas, en esos momentos es el hip hop lo que quema mi MP3, esto es tan así que, por ejemplo, durante dos semanas enteras tan sólo he llevado a Natos y Waor en los cascos. Me flipa una base hardcoreta con su bombazo que acompañe mi zancada y una voz con fuerza que retumbe en las frías y solitarias noches. Pero bueno, de esto ya hablaremos tranquilamente en más de un post, porque hoy de lo que se trata es de hablar de lo otro que suele colarse en mis orejas: los programas punks de radio.

En los últimos años han proliferado programas de radio completamente DIY centrados en la música punk y hardcore, supongo que esto será consecuencia de lo relativamente “sencillo” que resulta ahora grabar y colgar en la red un podcast con una calidad nada despreciable, lo cual no está nada mal, pero como en todo, al final, te acabas enganchando a unos por cualquier razón: la simpatía que te generan los presentadores, sus gustos musicales, las coñas que hacen, o por cualquier otra historia. Yo en este post voy a mencionar a cuatro de ellos, mis favoritos, y aunque hay mil más, casi sólo escucho estos, así que… ahí van:

El primero de ellos, es Hortaleza Kaox, y aunque los gañanes llevan sin grabar meses, como lo realizan dos chicos que son un amor de personas, y además, son del barrio, pues blanco y en botella. Solían poner sonidos algo más extremos de los que suelo escuchar yo, rollo grind, crust, etc., pero cuando tenían el día, me descojonaba con estos dos hortalinos de pura cepa. ¡Grabad pronto, hijos de puta! Más programillas, Katadopein, el PROGRAMA, en mayúsculas y con letra tamaño 24 jejeje. El más viejuno de los que conozco, y conducido por una chica y un chico que transmiten una humildad, cercanía, transparencia y buen rollo (en el buen sentido de la palabra) tremendos. Además, bien variadete de estilos. Tan sólo una pega, a veces resulta muy larga la espera entre programa y programa. Luego, también está La Casa de la Bomba, que tan sólo tiene a los mandos a la Mery, un programa con más contenidos que los anteriores pues incluye entrevistas a todo tipo de proyectos e iniciativas, combinando interviews de tipo más político con algunas exclusivamente musicales. Una gozada para mantenerse actualizado de lo que se cuece en el underground madrileño. Y para terminar, un programa nuevecito, con apenas unas semanas de existencia pero que ya se ha ganado un hueco entre los bytes de memoria de nuestros aparatejos, Peste Negra. El hecho de que lo hagan dos cartageneras, para mí ya es motivo suficiente para nombrarlo en esta lista, pero como entiendo que para ti, querido lector, no será así, pues una razón más daré: a estas chicas se las nota a la legua que disfrutan con el ruido, que es su pasión, y lo saben transmitir. Y esto es un gustazo, un gustazo de verdad.

Bueno, me va pillando el tiempo, así que zanjamos aquí aunque una amiga asturiana me matará si lee este post. Pero, antes de irnos, os lanzo una pregunta, ¿qué retumba en vuestros cascos mientras corréis?

Zapatillas de running: verdades sobre las deportivas para correr

El Huffington Post es el ejemplo claro de basura sensacionalista. Un negocio redondo basado en la explotación de contenidos generados principalmente por otras personas. Un medio que lo mismo publica en portada fotos de gatos o de mujeres con el torso desnudo o de la enésima protesta contra los recortes, y que además, por meter más el dedo en la llaga, el producto pretende ser un referente como medio progresista y comprometido con la ciudadanía. Vamos, una última muestra del nivel periodístico en este país.

Pero, de casualidad, he tropezado con un artículo más que potable. Así que lo dejo en el blog, aunque me niego a incluir un link a la propia página. Tan sólo una pequeña objeción, vaya fallo no recomendar las J’hayber.

Pasear por la calle y cruzarse a gente corriendo es algo cada vez más habitual en España. El running (ahora se le llama así) está de moda. Es barato, se puede practicar en cualquier lugar y además no está sujeto a horarios. Quizás por eso es actualmente el cuarto deporte más practicado en nuestro país, sólo superado por la natación recreativa, el ciclismo y el fútbol, según datos del Anuario del Deporte 2013 publicado recientemente por el Consejo General de Deportes.

Cada vez hay más gente que sale a correr por la ciudad y probablemente en este momento haya muchos que se estén planteando unirse a la tendencia. Si estás en uno de estos dos grupos seguro que has oído de la importancia de utilizar unas buenas zapatillas. ¿Pero qué hay de cierto en esto? ¿Realmente hacen falta unas deportivas especiales cuando se practica el deporte de modo amateur? ¿Cuánto debemos gastarnos en ellas? Hemos consultado a varios expertos en la materia. Estas son las 6 conclusiones a las que hemos llegado: Sigue leyendo